Actividades en casa para pequeños con autismo

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) puede presentar diversos desafíos para las y los niños, pero también ofrece la oportunidad de estimular su desarrollo en el entorno familiar.

Exploraremos una serie de actividades diseñadas para entretener y estimular a los niños con TEA en casa. Estas actividades no sólo fomentarán su aprendizaje, sino que también permitirán a los padres compartir momentos de calidad con sus hijos. Al trabajar en áreas como la sensibilidad, la motricidad y las habilidades sociales, como la empatía y la comunicación, estas actividades se convertirán en una herramienta valiosa para el desarrollo de las y los pequeños con autismo.

Actividades para estimular a una niña o niño con autismo en el hogar

Nota: Cada caso de autismo es muy particular y no necesariamente todas las actividades aquí listadas pueden agradar o funcionar para las y los pequeños. Recuerda que este tipo de ejercicios y juegos son una extensión de la terapia en el hogar, y que debemos adaptarlos a las necesidades y gustos de las y los chicos con autismo. 

Figuras y formas geométricas con plastilina:

La plastilina ofrece una excelente oportunidad para trabajar la psicomotricidad fina y fomentar la socialización y el lenguaje. Jugando con este material, los niños pueden crear formas y figuras según sus preferencias. Los padres pueden incentivarlos a construir modelos específicos o copiar patrones utilizando colores variados. Es importante asegurarse de que el niño se sienta motivado y cómodo durante esta actividad, respetando sus intereses y preferencias.

Rompecabezas:

Son una herramienta valiosa para desarrollar la concentración, la coordinación mano-ojo, la memoria visual y otras habilidades importantes. Adaptar los rompecabezas según los intereses del niño es clave para que esta actividad resulte atractiva y efectiva. Por ejemplo, si al niño le gustan los coches, se pueden seleccionar imágenes o modelos relacionados con este tema, ajustando la dificultad según su edad.

Juegos y ejercicios para hacer la pinza con los dedos:

Estos juegos ayudan a trabajar la psicomotricidad fina y pueden incluir actividades como pasar pinzas de un color a otro cubo o unir elementos formando cadenas siempre preponderando que sienta motivado y disfrute de la experiencia.

Juegos de construcción y ensamblaje

Los juegos de construcción de bloques ofrecen diversas oportunidades para trabajar la motricidad y la imitación. Adecuarlos según los intereses del niño y proponer desafíos acordes a su edad puede aumentar el disfrute y el aprendizaje. Por ejemplo, puedes pedirle que haga un auto, un edificio o el modelo de un animal. 

Ejercicios sensoriales:

Los juegos o ejercicios sensoriales son ideales para estimular a los niños con autismo, siempre que se tengan en cuenta sus preferencias y necesidades específicas.Estas actividades pueden ser una caja sensorial, crear junto con el un catálogo de texturas, colores y formas o crear juegos con luces. Adaptar estas actividades para respetar la hipersensibilidad auditiva, táctil u otras características individuales del niño es esencial para garantizar una experiencia placentera y efectiva.

La opinión de los expertos

Entretener y estimular a un niño con TEA en casa no tiene por qué ser un desafío abrumador. Al adaptar actividades según sus intereses y necesidades, los padres pueden aprovechar el tiempo de juego para fortalecer las habilidades psicomotoras y sociales de sus hijos.

Es importante destacar que la mejor manera de enfrentar los retos por los que las y los niños necesitan es acudir con un especialista de la salud que indicará el esquema de terapias adecuado. 

A través de la diversión y la interacción con ellos, el autismo infantil puede convertirse en una oportunidad para el crecimiento y el aprendizaje mutuo. ¡Es hora de jugar y seguir descubriendo el potencial único de cada niño con TEA!

es_ESEspañol
Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?
Verificado por MonsterInsights